Páginas vistas en total

lunes, 4 de enero de 2016

María Parr



… me gusta

Tania, la pelirroja
Lecturas recomendables para estos días fríos de Invierno.



   La Editorial Nørdica se aventura en una colección de literatura infantil, e inicia la misma con la obra de una joven noruega, María Parr (1981), que publicó su primer libro en 2005, y consiguió Premio Brage, en 2009, por Tania Val de Lumbre, que ahora traduce y edita magistralmente la editorial madrileña.

   Literatura infantil
Escuchar un sinfín de historias, disfrutar con numerosos álbumes, quedarnos perplejos ante unas buenas ilustraciones o discurrir actividades que ilusionen a los niños en la lectura y estimulen su aprendizaje, todo eso, y algo más debería servir para definir, ¿qué es la Literatura infantil? Y como señala, Bernardo Atxaga, “Al hablar de literatura infantil, el peso de la balanza debería recaer en el primer término de la expresión, en el aspecto estrictamente literario. De lo contrario, si se comienza a separar terrenos, si se considera que el adjetivo infantil pesa más que todo lo demás y que escribir para niños es algo totalmente específico, entonces mal asunto”.
La literatura infantil se mueve en un difícil equilibrio entre lo literario, que ha de ser lo sustancial, y la necesaria adecuación al lector/a, pero no olvidemos nunca debe ser literatura. Dar respuesta a las necesidades del público infantil y tener en cuenta su particular estadio evolutivo definen y condicionan a la vez la naturaleza de esta literatura



Argumento
        Tania vive en un valle nevado en el que suena un violín y su mejor amigo tiene 74 años, se llama Gunnvald. Su peor enemigo es Klaus Hagen, un hombre sin sentido del humor, que regenta un camping que no admite mascotas, niños o ruidos. Pero Tania no se aburre nunca, un día casi hace un salto mortal con los esquís y acaba pareciendo una gominola entre la blancura del paisaje; otro día, atropella a un cartero y llueve correo del cielo; y otro es protagonista de la famosa gesta de conducir un trineo con volante. Gunnvald recibe un día una extraña carta, y Tania debe salir con su trineo en busca de tabaco para su amigo. Será entonces cuando descubre la existencia de una extraña Anna Zimmermann, calificada por algunos de los vecinos de Val de Lumbre, como la bruja. Es así como Tania observa que la vida de los adultos también está repleta de incertidumbres, de decepciones y sinsabores que se mezclan, casi sin saberlo, con las lealtades, las buenas relaciones y el deseo de entenderse y quererse.
La lectura de Tania Val de Lumbre resulta de lo más ameno y entrañable, y de vez en cuando arranca a pequeños o mayores, alguna que otra sonrisa; y a medida, que se avanza, al hilo de todo cuanto le ocurre a Tania, su familia y sus amigos, el lector quiere conocer más a fondo la vida de todos estos singulares personajes y cuanto ocurre en aquel maravilloso valle.

La edición
El libro muy bien editado, está traducido por Cristina Gómez-Baggethun e ilustrado por Zuzanna Celej, polaca afincada en Barcelona. Es Licenciada en Bellas Artes por la universidad de Barcelona, se dedica a la ilustración, principalmente la ilustración editorial, aunque también ha trabajado bastantes años en el ámbito de la fotografía artística y el grabado. Ha ilustrado cuentos de autores como Jacinto Benavente, los Hermanos Grimm, Andersen o Alan Poe, relatos de algunos escritores menos conocidos pero igualmente luminosos, textos propios, y cubiertas de algunos famosos libros.










María Parr; Tania Val de Lumbre; Madrid, Nørdica, 2015; 236 págs. (Col. Nørdica Infantil).


No hay comentarios:

Publicar un comentario