Páginas vistas en total

jueves, 6 de agosto de 2015

Gioconda Belli



… me gusta
EL INTENSO CALOR DE LA LUNA


     Gioconda Belli (Managua, 1948) forma parte de una saga de narradoras de demostrada solvencia a nivel hispanoamericano, y hasta el presente su obra poética y narrativa han merecido un reconocimiento universal. Autora de La mujer habitada (1988), El infinito en la palma de la mano (Premio Biblioteca Breve, 2008) o Sofía de los presagios (2013), publica ahora, El intenso calor de la luna (2014), la llegada de un acontecimiento en la vida de Emma, su protagonista, que de alguna manera provocará un cambio en su existencia futura: la llegada de la menopausia.
        El desencadenante del resto de la historia, al hilo de la atormentada existencia de la protagonista, cuya situación le ha provocado una mayor insatisfacción por el horror que para ella representa su nuevo estado físico, es un accidente que provocará el atropello de un carpintero de agradable aspecto por el que, una vez superado el susto, la mujer madura pronto sentirá una especial atracción. La distancia entre ambos personajes, Ernesto y Emma, queda establecida por la situación social en que cada uno desenvuelve su vida, el primero en un barrio humilde Managua, en San Judas, y ella casada con un eminente médico en un sofisticado ambiente de comidas entre amigas, de horas de gimnasio o numerosas fiestas de sociedad. Así, la historia particular de Emma casi parece irrelevante, y aun más los hechos, lo cotidiano, los desencuentros y encuentros sexuales, incluso la crónica anunciada del fin de un matrimonio, quedan soslayados, sin duda, por el intento de dotar a la narración de unas mayores y profundas reflexiones que la narradora Belli proyecta en su novela acerca de una etapa de la vida de la mujer poco tratada, o tal vez escondida que forma parte de ese mundo privado femenino, donde parece que debiera estar el rol aceptado socialmente para toda mujer : el proceso menopáusico. En el libro, sin duda, se cuestiona porqué el hecho de perder la capacidad de reproducción y la sexualidad que eso conlleva, hace que una mujer deba sentirse peor, y sobre todo llegar a un final de nada. Si el lector asume esta lectura con los vaivenes de los personajes de fondo, la joven farmacéutica Margarita enamorada del ebanista, Fernando el marido siempre ausente y su propia traición, la consabida y abnegada Nora criada y confidente, o la cómplice y amiga ginecóloga, el resto del argumento discurre como un relato bien escrito, y poco añade a una historia que provoca en su protagonista algún que otro sofoco, y precisamente no por el nuevo estado fisiológico a que se enfrenta, porque lo de Emma, literariamente hablando, es la historia de la decadencia de un matrimonio, y de una ancestral muestra de infidelidad humana.



 







EL INTENSO CALOR DE LA LUNA
Gioconda Belli
Barcelona, Seix-Barral, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario