Páginas vistas en total

jueves, 6 de diciembre de 2018

Hoy invito a…


M. Ángeles Pérez

 

amaneceres

 

De santos

  

    Una vez más volvimos a visitar a nuestros difuntos. De manera apresurada, pero meditada, recorrimos las misteriosas callejuelas del cementerio para poner a punto, con limpieza impoluta, cada uno de los nichos y lápidas donde descansan nuestros antepasados. Las floristerías se dieron prisa para satisfacer los más variados gustos de su clientela, no es para menos, es su gran día de ventas. Volvimos a repasar con nuestra vecina, minuciosamente, las fechas exactas de defunción de fulanito y menganita, así como el tiempo que permanecieron en esta maravillosa vida, lamentando, con extremo sigilo, aquellos casos que la dejaron de manera temprana, mientras hacíamos una severa crítica sobre cual de los santos sepulcros conserva el mejor de los ramos puestos. Y, entretanto, ellos siguen descansando rodeados de pulido mármol blanco, de frescas y coloridas flores, de la más íntima y misteriosa tranquilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario