Páginas vistas en total

martes, 7 de abril de 2015

NUEVAS TRAVESÍAS


LIBERTAD

     Sin duda alguna, todo o casi todo está contenido en El Quijote, al menos esa fue la visión que los románticos del XVIII tuvieron sobre este loco o singular héroe que se convierte en el protagonista universal de la justicia, del honor y, sobre todo, de la libertad. El filósofo alemán Friedrich Schelling, uno de los máximos exponente del idealismo y de la tendencia romántica, subrayó que “la idea absoluta de Don Quijote es la lucha del ideal contra la realidad, que domina la obra entera a través de las más diversas variaciones. A primera vista, el hidalgo y el ideal parecen derrotados, pero ello es solo aparentemente, pues el triunfo absoluto del ideal es el que se desprende del conjunto de la obra”.
     Y es así como el hidalgo habla de esa libertad que caracteriza a los humanos y que prevalece por encima de cualquier aspecto con que podamos rebatirla; no olvidemos lo que Don Quijote dice a su escudero, con toda la razón del mundo: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el encubre, por la libertad así como por la honra se puede y se debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que pueda venir a los hombres”.
    Dicho esto, que nada ni nadie nos prive de nuestra libertad porque la que ya ejerciera el humanista Cervantes sigue cinco siglos después en absoluta vigencia.   

2 comentarios:

  1. Palabra, las de D. Quijote; que hay que tener siempre presentes, sin duda. Ahra y siempre.

    ResponderEliminar
  2. Este trimestre me toca leer Don Quijote, aprenderé y conoceré un montón de cosas sobre este personaje.

    ResponderEliminar