Páginas vistas en total

viernes, 2 de junio de 2017

Óscar Esquivias



… me gusta



VIVA LA REVOLUCIÓN                            
              
       Étienne Galeron solicita la ayuda de su hermano pequeño Roch que vive con el resto de la familia en el pequeño pueblo de Montbrun, a la espera de esos acontecimientos que una Revolución convulsa provocará en el ánimo de algunos ciudadanos franceses que no terminan de asumir los cambios propiciados por la república. Roch, protagonista de la novela  Mi hermano Étiene (2007), espera la vuelta del valiente hermano, confinado en un seminario de la Borgoña, quien le ha enviado una misteriosa carta para comunicarle que se ha alistado en el ejército abandonando sus votos; en realidad, motivo y  trama para contar esta historia que persigue, sobre todo, descubrir la verdad de esa terrible decisión del hermano.
       Óscar Esquivias (Burgos, 1972) se había aventurado en este tipo de libros juveniles con, Huye de mí, rubio (2002), una novela ambientada en esa brutal realidad de violencia que viven algunos de los países Centroamericanos en la actualidad. La finalidad de este tipo de relatos: ensayar historias creíbles, con abundantes  interrogantes que obliguen a reflexionar a unos lectores cómodos y descubrir el valor que supone la vida en situaciones adversas, la importancia del bienestar y la felicidad, la angustia o el dolor, el propio y el ajeno, la amistad o la enemistad, el bien o el mal, la libertad y la justicia o, en definitiva, un concepto tan vilipendiado como el de la paz.
       En esta ocasión, Esquivias, se sirve de un trasfondo histórico, diciembre de 1793, cuando la Revolución Francesa proyecta su mayor momento de radicalismo, para insistir sobre algunas de las cuestiones apuntadas. La Historia ofrece, en igual proporción, la enseñanza de un pasado y de unos acontecimientos que, indiscutiblemente, se concretan en un futuro presente. Mi hermano Étiene cuenta parte de una historia familiar, el narrador tiene doce años en el momento de la acción, vive con el severo abuelo Galeron, su madre y sus dos hermanas, el hermano mayor Adrien ha muerto en la guerra y Étienne ha huido del seminario, le ha enviado una carta dando detalles de su paradero y se ha alistado en un escuadrón de húsares porque  pertenece al partido de Robespierre. En las páginas que siguen, se decide la suerte y la aventura que corren algunos de los miembros de esta familia, episodios protagonizados por el joven Roch quien se arma de valor para localizar el paradero de su hermano a quien el líder revolucionario le ha encargado una secreta misión que a nadie debe desvelar, ni siquiera a sus seres más queridos.
 






MI HERMANO ÉTIENNE
Óscar Esquivias
Zaragoza, Edelvives, 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario