Páginas vistas en total

martes, 5 de febrero de 2019

María Tena


me gusta…

ESE EXTRAÑO PARAÍSO



       María Tena (Madrid, 1953) reflexiona sobre el concepto del pasado y ese profundo desarrollo en la relación de pareja, y al hilo de sus historias añade juicios sobre la amistad y las relaciones humanas, e insiste en esa evidente consideración humana que alberga un sentimiento de culpa; constantes ya en sus inicios narrativos, como ese diario estructurado en dos niveles, Tenemos que vernos (2003), la historia de un amor o un desamor, un alternativo envío de mensajes confidenciales que la protagonista dirige a una desenfadada amiga, según se desarrollan los acontecimientos, sin respuesta alguna. Un arquitecto español, Todavía tú (2007), triunfa en Estados Unidos, y realiza un viaje a España, conoce a una joven arquitecta y comienzan una relación; entonces la memoria le trae recuerdos de infancia y adolescencia en un pueblo del norte cuando el turismo daba sus primeros pasos, allí conoce a Inés, una veraneante de Madrid, guapa y rica, de la que se enamora. La fragilidad de las panteras (2010), tres maneras diferentes de plantearse la vida y algunos puntos en común, tres mujeres, tres hermanas, y un pasado dramático que ninguna de ellas ha compartido pero las ha marcado levantando un muro de silencio, el retrato de una madre absorbente, excéntrica, egoísta, y un hombre, Iñaki, que vuelve a sus vidas desde su infancia. El novio chino (2017), Premio Málaga de Novela, desarrolla una historia de amor en el marco del Pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghai 2010, en realidad, un tórrido romance homosexual, protagonizado por un miembro de la delegación española y un personaje chino que procede del ámbito rural.
       María Tena, calculadora, precisa, inteligente, ha construido su espacio literario con un estilo depurado y conciso, que deja entrever siempre cuánto hay detrás de cada historia. Nada que no sepas (2018), ha ganado el XIV Premio Tusquets de Novela, escrita en primera persona, cuenta una historia que nos acerca al Uruguay de la década de los sesenta, retrata una burguesía cosmopolita y despreocupada, frente a la española de aquella época, llena de prejuicios, tabúes y una férrea censura, relato que le sirve a la narradora para reconstruir algunos de los secretos de su infancia. Tena nos acerca a la familia y su entorno, uno de sus temas literarios favoritos, afirma su voluntad por desentrañar algunos silencios, condicionantes que, siendo una niña, influyeron en la vuelta precipitada a España tras la muerte inesperada de la madre, todo disfrazado bajo esa estructura secreta que conformaba la vida de los adultos. La protagonista nos cuenta su historia en plena crisis matrimonial, tras una vida cómoda y asentada en Madrid, con unos hijos mayores, emancipados, fuera de casa, y con el decisivo propósito de averiguar qué produjo su ruptura con aquel Uruguay de ensueño, por qué su padre tomó una decisión tan drástica, y cómo influyó la muerte de su madre en todo aquello. Y se nos habla de la amistad entre mujeres, de las amigas de la infancia que se reencuentran y apoyan a la protagonista en la búsqueda de la verdad, o esa vuelta al pasado con Yuyo.
       La narradora nos recuerda que somos memoria, que recordamos o inventamos parte de nuestra vida, y nos cuenta todo lo vivido o escuchado porque, de alguna forma, ajusta cuentas con el pasado de sus padres, aunque en el fondo se trate de ir acercándose testimonio tras testimonio a su madre, caracterizada como una mujer cosmopolita que, pese a todo, nunca encajó en el lugar, ni fue feliz.
 





NADA QUE NO SEPAS
 María Tena
XIV Premio Tusquets Editores de Novela
 Barcelona, Tusquets, 2018

1 comentario:

  1. Muchas gracias Pedro Domene por ese recorrido por mis obras y por esa nieve cae lentamente y que traerá toda la riqueza de la primavera. Un abrazo enorme y hasta muy pronto,
    María

    ResponderEliminar