Páginas vistas en total

lunes, 2 de noviembre de 2015

Juan José Millás



… me gusta
DOS MUJERES EN PRAGA



     La literatura ensayada por Juan José Millás recrea una atmósfera narrativa que oscila entre lo irreal, lo fantástico o lo visionario. Sus historias exponen tramas insignificantes que se yuxtaponen para ofrecer un relato mucho más complejo a lo largo del desarrollo del mismo. En Dos mujeres en Praga (2002), la historia contada supone el breve encuentro entre dos mujeres que muy pronto intiman y de la relación posterior que inicia el joven escritor Álvaro Abril con una de ellas. Surge, además, un narrador, periodista de reportajes, que queda incluido en la historia para transcribir, al hilo de la novela, otro relato motivo del presente y que, en realidad, tratará el tema del bastardo sobre el que se concreta toda la trama final.
    Millás es un hábil constructor de falsas identidades y sobre esta premisa edifica este juego de espejos en el que sus personajes, en ocasiones, se pierden por encontrar su propia realidad. La historia se concreta en la relación que establecen dos mujeres que hacen coincidir sus vidas: Luz y María José. La primera es una enigmática señora madura de vida irresoluta que acude a una Escuela de Letras para que escriban su biografía; la segunda, una joven empeñada en escribir sobre el lumbago desde la perspectiva más absurda: viviendo y utilizando el sentido de una de las partes del cuerpo, anulando por completo el otro, el izquierdo o el derecho y/o alternativamente. Para eso cubre uno de sus ojos con un parche que le dificulta la visión de la realidad en la que vive. Al hilo de estos acontecimientos, el joven profesor se muestra interesado en escribir la biografía de la no menos enigmática Luz Acaso, dueña de una fantástica vida a medio camino entre la realidad, el ensueño, la fantasía, la falsa identidad o el concepto expresado del doble. Cuestiones que, por otra parte, añaden una desconcertante personalidad al personaje y nos sumergen a los lectores en esa idea caótica que podamos tener acerca de nuestra propia realidad.  El resto de la novela está salpicada de anécdotas como el hecho de que una de las calles de Madrid, donde se localiza el relato, se parezca a una de Praga y las dos mujeres que viven en ella  fantaseen constantemente acerca de esta mágica ciudad.
      El humor, la ocurrencia, como es habitual en el escritor valenciano, la paradoja y otros recursos textuales y estructurales de su fabulación reproducen un mundo donde lo que más sorprende es la visión caótica de nuestra existencia. Un halo de frivolidad recorre estas páginas quizá para hacernos ver que, pese a todo, las cosas han de tomarse con un claro signo de jocosidad porque de otra forma no sería posible aguantar nuestra existencia.










DOS MUJERES EN PRAGA
Juan José Millás
Premio Primavera, 2002
Espasa, Madrid, 2002

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada