Páginas vistas en total

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Henry James



… me gusta
Henry James

La perplejidad de Henry James
Centenario de su muerte, 1916-2016
Traspiés publica una nueva traducción de Lo auténtico, uno de sus herméticos relatos.

 
¿Qué encontramos en Lo auténtico?
        Este breve relato cuenta una historia sobre la verdad y la ficción, sobre lo que es falso,  o sobre la falsedad de lo verdadero y la autenticidad de lo falso. Apareció por primera vez en varios periódicos americanos, posteriormente se publicó, en 1892, en la revista británica, Black and White, y un año después en la colección The Real Thing and Other Stories.
        Una sofisticada pareja de buena posición ofrece, a un pintor, sus servicios como modelos exclusivos para temas de sociedad, argumentando su buena apariencia para las ilustraciones que, el pintor, deberá entregar para la revista Punch. El artista se verá obligado a despedir a sus propios modelos, humildes personas, que desde algún tiempo trabajaban con él. La pareja sostiene que sus anteriores modelos debían disfrazarse para algunas de las escenas requeridas, ellos no tendrían que fingir en ningún momento. En realidad, Henry James se pregunta si estos modelos serían tan útiles como los profesionales que habían procurado ganarse la vida durante años de aprendizaje, una cuestión que al escritor le pareció tan “exquisita” como para ensayar todo un relato titulado, Lo auténtico.
        Una evidente crueldad se establece muy pronto entre los personajes de la historia, tampoco está exenta de una finísima ironía, según Maite Fernández, autora de la traducción que publica Ediciones Traspiés, y se convierte en un relato salpicado de un profundo sentido del humor.
        Lo auténtico, según su traductora, es un buen ejemplo del estilo de Henry James, ofrece lo mejor de su técnica narrativa que con cierto regodeo irónico muestra la observaciones del narrador para que una vez expuestas, el lector saque sus propias conclusiones; duda, enigma y misterio se suman a este relato que conserva la complejidad de sus frases, incisos que muestran que nada que podamos observar es totalmente cierto y que todo depende de que tal vez pudiera o no pudiera ser como lo vemos.
        Una excelente ocasión de volver a James en el centenario de su desaparición, y de proclamar una vez más esa dicotomía que se mueve entre la realidad y la ficción, o mejor aun, la ilusión. Disfrutemos, en igual media, de las ilustraciones de Almudena Hidalgo.

Biografía
        Henry James, Nueva York, 1843 - Londres, 1916. Narrador, crítico y dramaturgo estadounidense de obra psicológica y estructuralmente compleja, considerado uno de los grandes maestros de la ficción moderna. Estudió en Nueva York, Londres, París y Ginebra, y en 1875 se estableció en Inglaterra. A los veinte años comenzó a publicar cuentos y artículos en revistas de su país.
        En sus primeras obras manifestó la influencia de la cultura europea, como en las escritas entre 1875 y 1881: Roderick Hudson (1876), El americano (1877), Daisy Miller (1879) y Retrato de una dama (1881). Esta última, sin duda una de sus obras maestras, ofrece un análisis de los norteamericanos expatriados en Europa. En sus primeros tiempos mostró gran pericia en la escritura de relatos breves, aunque algunos críticos le adjudicaron un carácter de intelectualismo que lo alejaba de la prosa de argumento o de acción.
        Su narrativa en general se caracteriza por el ritmo lento y la descripción sutil de los personajes, más que por los propios acontecimientos; las tramas, aunque no suelen ser complicadas en extremo, cobran densidad por los repliegues de la estructura y el estilo indirecto, como en Los papeles de Aspern (1888) y Otra vuelta de tuerca (1898), para muchos la culminación de su obra literaria. Los motivos y las conductas de sus personajes las irá creando  con excelentes diálogos y observaciones minuciosas, técnica que siguió empleando en sus últimas creaciones: Las alas de la paloma (1902), Los embajadores (1903) y La copa dorada (1904).
        La forma en que narra los procesos mentales de sus personajes lo convierte en uno de los precursores indiscutibles del llamado "monólogo interior", en lo que se anticipó a maestros como James Joyce o William Faulkner; otro de sus avanzados descubrimientos estilísticos fue el empleo de narradores múltiples. Autor prolífico, escribió una veintena de novelas, más de un centenar de relatos, varias obras teatrales e innumerables críticas, además de lúcidos ensayos como El arte de la novela, La imaginación literaria y los Cuadernos de apuntes, que ejercieron un indudable magisterio en muchos autores posteriores.










Henry James, Lo auténtico; ilustrado por Almudena Hidalgo; trad., de Maite Fernández; Granada, Ediciones Traspiés, 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario