Páginas vistas en total

jueves, 8 de diciembre de 2016

Jasone Osoro



… me gusta 
                            

OTRA MIRADA INDISCRETA

       Jasone Osoro (Elgoibar, 1971) propone en diecisiete textos, algunos de extensión muy breve y precedidos, además, de un poema, no menos breve pero igual de ingenioso, todo un entramado argumental en torno a los conceptos del amor y de la sexualidad humanas. Un total de treinta y cuatro piezas escritas con un lenguaje extremadamente desenvuelto, con una plasticidad de imágenes poco habituales en la narrativa contemporánea. Lo que se ofrece en Desnudos (2002) es una visión libre de esa condición manifiesta de las relaciones de pareja entre mujeres y hombres que se ven envueltos en las vivencias que nos proporciona esa ventana indiscreta a la que todos nos asomamos y de la que, por su carácter y su contenido, no nos atrevemos explicitar.
       Visto el conjunto, Osono ofrece en estos relatos esas patologías sociales que actualmente conforman nuestra privacidad más íntima, además de esa otra visión de totalidad en que se resume toda nuestra vida, aunque, resumiendo parte de los sentimientos de la narradora, sólo al final de su mensaje muestra esa condición existencial cuando afirma «dura aunque, también, dulce y amarga y nos obliga a aprender a vivir con las dos caras (...); la vida—continua la autora— está hecha de pesados nudos que tenemos que ir soltando hasta quedarnos desnudos» o al menos esa es la visión que nos ofrecen los diferentes textos en cada una de las piezas que componen el puzzle, Desnudos, breves relaciones de pareja que terminan por resaltar esa confusa interpretación que le damos al amor. Argumentalmente, estos relatos muestran todas esas pasiones humanas, ambientadas y desarrolladas en medio de un escenario tan abierto y patético como es la gran ciudad, puesto que en su diversidad ocurren muchas de las anécdotas contadas, el metro, los patios vecinales interiores, los grandes almacenes, una barra americana, lugares y expresiones de nuestro tiempo tan voluptuoso como las historias que se cuentan aquí. El lector encontrará unas relaciones de pareja que se sustentan por la emoción que nos otorga esa sucesión de nuestros días, pero sobre todo descubrirá la patética visualización de esas vicisitudes que se muestran a diario y que, de alguna forma, sirven para ese juego imaginario con que se sustenta nuestra vida, alimentada esta vez por la ficción y la emoción que pueda desprenderse de está. Con los relatos de títulos tan equívocos como «La cuerda de Rebeca», «Tortugas», «Plancha» o «Huele a lejía» se alcanza ese clímax deseado y esperado; otra cosa son los poemas que sirven para metaforizar ingeniosamente esa otra parte de la secreta intención de la autora. Sin duda, escandalizar, incluso poéticamente.







DESNUDOS
Jasone Osoro
Barcelona, Seix-Barral, 2002

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada