Páginas vistas en total

jueves, 15 de diciembre de 2016

Terenci Moix



… me gusta
BEAUTIFUL TERENCI

           
       Terenci Moix (Barcelona, 1942-2003) encarnó mejor que nadie esa especie de hombre de letras y figura tan entrañable como popular que, a muchos ajenos a la literatura, sorprendió la temprana desaparición del escritor catalán. Terenci fue alguien que con sus historias nos transportó a las orillas del Nilo o nos sumergió en la magia del mítico mundo del cine, dos temas que tanto le apasionaron en su vida y le interesaron hasta el punto de que contribuyeron a ser su razón de existir. Desde No digas que fue un sueño (1986), El sueño de Alejandría (1988), Venus Bonaparte (1994) o su última entrega El arpista ciego (2002), el resto de su producción de divide entre una amplia visión del mundo clásico y el relato de la sociedad española que retrató, magistralmente, en los volúmenes de sus memorias El peso de la paja, reunidas en El cine de los sábados (1990), El beso de Peter Pan (1993) y Extraño en el paraíso (1998).
       Ahora se publica, en un único volumen, la totalidad de su narrativa más breve que incluye «La torre de los vicios capitales (1968)», «Asesinar con el amor (1979)», «La caída del imperio sodomita y otras historias herejes (1976)», además de, «La gala», un texto inédito. Tres colecciones que, según Pere Gimferrer, autor del prólogo a la edición, se convierten en una muestra del pirotécnico más brillante de la narrativa catalana contemporánea, porque muestran  su trágica e irónica visión de la España y el mundo de la época, los 60, incluida la guerra del Vietnam y el período terminal de la autocracia y la transición española; es decir, ese innegable paso de la tragedia a la tragicomedia. La recuperación de estos textos nos devuelven a un Terenci valiente en su vindicación de una homosexualidad llevada a cabo por el escritor hasta en su propia literatura; cabe así, pues, una lectura histórica de los textos que dista mucho de la originalidad del resto de su obra pero que pone de manifiesto esa actitud irreverente, paródica, en torno a ese homoerotismo desenfrenado que se percibe en su segundo libro de relatos, La caída del imperio sodomita y otras historias herejes. Muy diferente resulta, La torre de los vicios capitales, original en su estructura,  perfectamente ambientada, pero sobre todo ya se percibe ese interés del escritor por una antigüedad a la que posteriormente le sacaría mucha partida, es decir, sus míticos viajes a civilizaciones antiguas y su fascinación por una moral iconoclasta. La novela corta, La gala, muestra esa mágica atmósfera en torno al mundo del celuloide y, sobre todo, censura los festivales de cine y en cuya mente, intuimos, estaba el hoy clásico de San Sebastián, para el autor.








CUENTOS COMPLETOS
Terenci Moix
Barcelona, Seix Barral, 2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada