Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2016

Medardo Fraile



… me gusta  
LOS  MEJORES CUENTOS DE FRAILE

 Foto. Belén Díaz

       Medardo Fraile (Madrid, 1925) cuenta ya con una excelente edición de sus mejores cuentos o al menos con una selección tan variada y rica como abundante que permite al lector tener una amplia visión de su obra cuentística hasta el momento. En Cuentos de verdad, que se edita en la prestigiosa colección «Letras Hispánicas», se recoge una variada muestra de los libros publicados por el autor desde 1954 hasta 1999, el último volumen publicado por el autor tan solo hace unos meses. La edición de María del Pilar Palomo es ejemplar, aunque ella misma señala que la selección ha sido realizada por el autor expresamente, lo que añade aún más interés al libro mismo. En la amplia introducción, la profesora Palomo hace un repaso exhaustivo de los primeros pasos literarios del autor, reconocido miembro de la «generación de los niños de la guerra» junto a Aldecoa, Fernández Santos, Martín Gaite, Sastre, Sánchez Ferlosio y otros. Hay un excelente recorrido por la etapa infantil del escritor, plasmada en muchos de sus cuentos posteriormente. A propósito del autobiografismo contenido en sus relatos, el autor, ha advertido siempre escribir narrativamente y no literariamente, porque las evocaciones biográficas son una auténtica creación literaria.
       La introducción recorre, igualmente, el mundo madrileño de Fraile en los años 40 y su amistad con Alfonso Sastre, Alfonso Paso y Carlos José Costas, amigos de Arte Nuevo, interesante proyecto de teatro experimental colectivo. Más tarde en la Facultad de Filosofía y Letras, su grupo de amistades de ampliará, y a los miembros ya citados de los «niños de la guerra» se unirán José María Valverde, Juan Guerrero Zamora, Alfonso Albalá, Manuel Seco, Lauro Olmo y Antonio Prieto, entre otros. La literatura y la amistad irrumpe en la vida del joven Fraile. Entretanto van surgiendo títulos como Cuentos con algún amor (1954) y A la luz cambian las cosas (1959). La obra literaria de Medardo Fraile se expande cosmopolitamente en 1964 cuando se incorpora a la Universidad de Southampton. De esta larga estancia surgirán sucesivas impresiones de un español en Inglaterra, de alguien que tiene siempre España en su interior: La penúltima Inglaterra (1973), ampliada posteriormente en La familia irreal inglesa (1993), además de otras recopilaciones de artículos que seguirán con el paso de los años, Entre paréntesis (1988) y Documento Nacional (1997).
       La gran innovación de Fraile, en palabras de la profesora Palomo, fue la creación de un tipo de cuento ajeno a ese denominado realismo social que imperó en los cincuenta y parte de los sesenta. Su preocupación literaria por la individualidad humana le han apartado, desde siempre, de los problemas colectivos de una literatura coetánea. La prueba de esa atemporalidad puede verse en el resto de sus colecciones, Cuentos completos (1991) que recoge su producción hasta el momento y añade algunos inéditos y, posteriormente, Contrasombras (1998) y Ladrones del Paraíso (1999). Lo mejor de los relatos del escritor madrileño es que «no ayudan a soñar» porque no acaban cuando acaba el cuento, sino cuando acaba el hombre mismo. Pero siguen, siguen... acompañándole hasta que se convierten en una sola palabra, una voz única y se muestran como lo que son, auténticos «cuentos de verdad».







CUENTOS DE VERDAD
Medardo Fraile
Madrid, Cátedra, 2000

No hay comentarios:

Publicar un comentario