Páginas vistas en total

miércoles, 18 de enero de 2017

Hoy invito a…



Miguel Sanfeliu

El secreto de las beguinas 
       En 2013 murió la hermana Marcella Pattyn a los noventa y dos años. Era la última representante de las beguinas, mujeres cristianas que en el siglo XII decidieron asociarse al margen de la iglesia para vivir juntas una vida de entrega a Dios y a los más necesitados, además de desempeñar labores intelectuales. Cumplían promesa de castidad y pobreza durante el tiempo que durase su pertenencia a la comunidad. Este movimiento se extendió rápidamente desde Flandes y los Países Bajos al sur de Europa, por lo que pronto llamó la atención de la alta cúpula de la iglesia. Pasaron a ser investigadas por la Inquisición, a ser acusadas de herejes y de brujas. Este movimiento es precisamente en el que se centra la última novela publicada por Pedro M. Domene.
       Pedro M. Domene (Huércal-Overa, Almería, 1954) es uno de esos escritores casi secretos que van elaborando su obra sin prisa pero sin pausa. Lector compulsivo, escritor, crítico y teórico de la literatura, colabora con numerosos medios tanto en papel como digitales. Fue el creador de la revista Batarro. Ha publicado los ensayos Imposturas (2000) y Disidencias. Ensayos sobre literatura española del siglo XX (2010); y las novelas juveniles Después de Praga nada fue igual (2004 y 2008), Conexión Helsinki (2009), y Las ratas del Titanic (2014). Ahora aparece su último trabajo en la editorial Trifaldi: la novela titulada El secreto de las Beguinas.
       Este libro cuenta la historia desde varios ejes narrativos. Por una parte, nos habla de la comunidad de beguinas de Flandes, en el siglo XVII, con el sitio de la ciudad de Ostende por parte de los tercios españoles como telón de fondo. Allí se refugia una mujer casada que se integra en la comunidad y será la encargada de atender a un hombre que ha sido herido en el frente, un soldado español por el que irá sintiendo cada vez mayor aprecio. Por otra parte, esta comunidad es sometida a un auto de fe, investigada por la Inquisición española, y este episodio es el que presenta los pasajes más duros de la narración. Por último, la historia se sitúa en la actualidad y se centra en la investigación de dos hermanos que pretenden desentrañar el secreto que, intuyen, ocultaba dicha comunidad de beguinas. Esta parte está narrada por uno de los hermanos y tiene un tono más desenfadado. Seguimos su investigación y los roces que sus diferentes caracteres les acarrean. Esta novela es de esas que enganchan al lector, tanto por lo que cuenta como por el modo en que nos lo cuenta. Pedro M. Domene maneja con habilidad las herramientas narrativas, dosifica la información para mantener la atención y se mueve con habilidad en una historia que, al situarse en dos épocas distintas, podría haberse dispersado.
       Personalmente, me parece impagable la descripción del proceso y los interrogatorios al que son sometidas estas mujeres por parte de la Inquisición, que es capaz de cortarte la respiración sin caer nunca en la truculencia o el mal gusto, sólo por esas páginas ya valdría la pena la lectura de esta novela. Un libro, pues, que combina perfectamente el género histórico y la intriga detectivesca.








Trifaldi,  Madrid, 2016. 232 pp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario