Páginas vistas en total

domingo, 26 de febrero de 2017

Desayuno con diamantes, 100



Reportajes de la Historia. Relatos de testigos directos sobre hechos ocurridos en 26 siglos



        La reconstrucción de la realidad, o el estudio de la Historia considerada bajo el tamiz de la literatura delimita hechos, tanto temporal como espacialmente, aunque recrea detalles de un gran microcosmos. La mirada particular prevalece sobre la panorámica expuesta, pero cuando se trata de trances o gestas no se especula, jamás se fabrican sucesos, o se inventan lugares, ni se recrean climas, se respeta la cronología, y cuando se advierte un fingido anonimato, se traduce en una constatada fiabilidad. Maestra de la vida, nos aclara qué sucedió en el pasado, cómo debemos vivir el presente y, en cierta manera, preconiza nuestro futuro. Quizá por eso, sin que podamos desvirtuar el calificativo de histórico para los acontecimientos y episodios contados en una obra de gran calaje como Reportajes de la Historia. Relatos de testigos directos sobre hechos ocurridos en 26 siglos (2010) y, pese a que la objetividad de la obra resulte relativa, la fuerza del valor testimonial de quienes estaban presentes durante los hechos o cerca de ellos, dejaría en un segundo término la supuesta subjetividad que se le supone a la obra, porque el trabajo tanto de Martín como Borja de Riquer, se fundamenta en recuperar abundantes documentos de diferentes épocas, frente a la manipulación de actas o informes esgrimida durante años por historiadores, para así reivindicar de esta manera el papel del testigo y la veracidad de su relato.
        Los investigadores ofrecen en Reportajes de la Historia una amplia panorámica con múltiples escenarios, crónicas periodísticas que regalan una visión sobre aspectos históricos diversos, aunque como sabe el lector, la Historia y su significado, es algo bastante más complejo que lo aparente narrado por los testigos de los hechos con voz personal. El lector curioso agradecerá la singularidad, la veracidad con que están contados porque quizá, como los autores manifiestan, para relatar aspectos históricos no vale cualquier reportero al uso. La obra, en dos volúmenes y casi 3.000 páginas, muestra una visión parcial, algo evidente por la amplitud recogida en la selección, manifiestamente subjetiva, aunque padre e hijo siguen estrictos criterios literarios y explicativos en tan ambicioso recorrido por la  historia de la humanidad: desde el verano de 430 a.C. cuando una terrible epidemia de peste asoló Atenas, hasta los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001, y año y medio después, cuando se produce la declaración de guerra a Irak por el presidente Bush. 


        La calidad literaria de los textos está asegurada, la erudición y la curiosidad de los compiladores permiten que sobresalga por encima del testimonio, aunque no deja de haber curiosos ejemplos de personajes metidos a periodistas ocasionales que, con una mirada distinta, aportan una visión diferente de algunos hechos importantes de la historia: Plinio el Joven, cuenta la lluvia de ceniza durante la erupción del Vesubio, las descripciones de un cruzado, con la sangre hasta los tobillos, tras la toma de Jerusalén, Marbor enumerando batallas: Austerlitz y Eylau, una excepcional crónica de la Rusia soviética, por H.G. Wells, el bombardeo de Berlín en 1943, descrito por Goebbels, o los informes de la caza de brujas en el senado norteamericano, por un curioso Chaplin. La cuota femenina: la declaración de Juana de Arco, las discordias entre cristianos y hugonotes, contado por Margarita de Valois, el nacimiento de Alfonso XIII, a cargo de Eulalia de Borbón, o la huida de una familia noble rusa, por María de Rusia, y, como final, el informe oficial norteamericano sobre el 11S, y el contraste de un testimonio periodístico contemporáneo, la Agencia Efe, en primera línea de fuego, las primeras horas de la guerra e invasión de Irak, o los ataques aéreos nocturnos del 20 de marzo de 2003, hasta la caía de Bagdad poco después, el 9 de abril.

Martín de Riquer & Borja de Riquer; Reportajes de la Historia; Barcelona, Acantilado, 2010; 2 vols.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada