Páginas vistas en total

martes, 29 de septiembre de 2015

Truman Capote



… me gusta
NIÑOS EN SU CUMPLEAÑOS



HELADOS DE TUTTI-FRUTTI

     Truman Capote vivió una niñez desplazada, solitaria y emocionalmente desvalida que procuró olvidar durante su juventud y en primera madurez. En realidad, como señala su biógrafo Gerald Clarke, fue un niño desamparado por una madre demasiado joven, y un padre que los abandonaría en una pequeña ciudad de Alabama, aunque vivió en una casa llena de primas solteras que al niño le recompensarían como material para futuros cuentos. Con ellas pasaría una infancia relativamente agradable y repleta de las sensaciones más diversas. Cuando su madre volvió a casarse, llamó al adolescente Truman que se trasladaría a Connecticut y a Nueva York, adoptando el apellido de su nuevo padre, Capote, un cubano con cierto encanto, pero poca fidelidad paternal. Muy joven trabajaría en la sección de arte del New Yorker, y pronto formó parte de círculos sociales literarios excluyentes, se zambulló en las juergas nocturnas de la gran ciudad y empezaría una prometedora carrera literaria: el éxito le llagaría con Otras voces, otros ámbitos (1948). Desarrolló la mayoría de sus historias en ciudades sureñas pequeñas, donde sobresale una visión del mundo infantil, doloroso y solitario, los primeros años de una escuela rural, el desconcierto ante ciertos acontecimientos, incluidos los sexuales, pero que ofrecen al lector la perspectiva de una asombrosa hondura de los sentimientos humanos, relatos con una estructura original con los que el autor recordaba su pasado, y cuya ficción enriquecía con una convincente verdad muy personal.

  La editorial Anagrama reunía en un solo volumen los Cuentos completos (2004) de Truman Capote, una veintena, que incluye sus más conocidos, «Un árbol de noche», «El invitado del día de Acción de Gracias» o «Una Navidad», y entre los que se encuentra «Niños en su cumpleaños», que ahora rescata Nórdica en su «Colección Minilecturas». Publicado en 1948, cuenta la visión del narrador sobre la amistad verdadera, sobre el mundo de los sueños, la fascinación femenina, el primer amor, y el paso inexorable del tiempo. Una tarde de verano llega a un pequeño pueblo de Alabama una chica, Lily Jane Bobbit, junto a una madre que nunca habla. Ambas despertarán enseguida la atención de los lugareños, sobre todo de los amigos Billy Bob Murphy y Preacher Star. Entre ambos surgirá una rivalidad para llamar la atención de la excéntrica joven Miss Bobbit. «La felicidad deja muy tenues huellas; son los días negros los que están prolijamente documentados», había escrito Truman Capote, porque en sus relatos, como el presente, desarrolló elementos góticos y grotescos con un vigoroso sentido del dolor humano; además, de resaltar esa otra visión de la incapacidad humana o la inocencia perdida que exploraría en el mejor ejemplo de la narrativa ambientada en el Sur de la posguerra, y que supuso ese otro «sentido trágico de la vida».











NIÑOS EN SU CUMPLEAÑOS
Truman Capote
Traducción de Juan Villoro
Madrid, Nórdicalibros, 2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada