Páginas vistas en total

lunes, 21 de diciembre de 2015

Fernando Iwasaki



… me gusta
UN MILAGRO INFORMAL



     Fernando Iwasaki (Lima, 1961) es un escritor, dueño de una amplia producción literaria, en sus más diversas facetas: ensayista, flamencólogo, cronista de televisión, aunque esencialmente, es narrador. En su anterior entrega, Libro de mal amor (2001), reunía una  colección de fracasos amorosos que el autor se jactaba haber sufrido a lo largo de su adolescencia y juventud. En aquel libro mostraba el dominio de una prosa desenfadada, justa en su medida, capaz de interesar en esos asuntos que apenas debieran tener importancia alguna, pero repletos de un sarcasmo que van más allá de la diversión unidimensional a que estamos acostumbrados en la sociedad contemporánea. Quizá en los cuentos que ahora publica, Un milagro informal (2003), un valiente Iwasaki, ofrece un salto mayor en su narrativa breve. Su empeño es más contundente, rico en una suerte de mestizajes que van desde el tratamiento exquisito del lenguaje, con recurrentes giros del acervo lingüístico natal, el aprovechamiento inteligente del humor y la ironía, hasta conseguir el cálculo preciso en el metraje de la acción y de sus consecuencias formales.
      Catorce cuentos nos sirven para abrir el apetito en la narrativa breve de Fernando Iwasaki, publicada de forma dispersa hasta el momento. Unos relatos que se desarrollan entre el espacio habitual del género y algunos otros de mayor extensión para facilitar que la acción y el tratamiento consigan la efectividad deseadas. Preferimos, no obstante, la brevedad y la precisión de algunos de ellos, por encima de las nouvelles que restan interés al conjunto. Eso sí, la maestría roza la perfección en textos como «Hawai, cinco y medio» o «La otra batalla de Ayacucho» porque, en ambos, el autor, ofrece dos tiempos sincronizados magistralmente; la visión del abuelo y el nieto ante el arte de la guerra y con un puñado de soldaditos de plomo, en este último, o las sensaciones variadas que se ofrecen al describir las reservas personales que mantiene una prostituta al iniciar a unos jóvenes alocados y la sumisión final de la meretriz cuando es capaz de inventar otro juego para sus enrevesados placeres adolescentes. Algo semejante ocurre con «A Troya, Helena» que aborda el tema de los convencionalismos sociales y las insatisfacciones eróticas de un matrimonio burgués, capaces de mantener su rutina diaria después de una fugaz aventura amorosa. Otros relatos, sin embargo, van mucho más allá de la ironía expresada, el sarcasmo, la ternura o la bondad humanas y muestran un espléndido despliegue de medios y de ingenio para contar, desde la versatilidad del lenguaje o la ambientación, por ejemplo sobre el mundo satánico de muchos de los más importantes grupos de rock de las últimas décadas, como se describe en «Rock in the Andes», para ir descubriéndonos los mensajes cifrados en las letras de sus canciones, la devoción de sus autores respecto a Satán y su demoníaca imaginería. Por estas páginas desfilan Rolling Stone, Beatles, Led Zeppelin, Electric Light Orchestra, AC/DC y el mismísimo John Lennon, en persona. Iwasaki perfila, perfectamente, las diferentes actitudes humanas en su relatos, calcula sus posibilidades de invención, y se muestra en esta colección el mejor narrador de relatos hasta el momento.












UN MILAGRO INFORMAL
Fernando Iwasaki
Alfaguara, Madrid, 2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada