Páginas vistas en total

lunes, 7 de diciembre de 2015

Luis Mateo Díez



… me gusta
EL REINO DE CELAMA



     El paisaje de Celama, según Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942), es, antes que nada, un páramo, incluso el Páramo por excelencia en la delimitación geográfica de toda una comarca. Celama es el mundo literario particular del escritor leonés que ha recreado en obras como El espíritu del páramo (1996), La ruina del cielo (1999) y El oscurecer, un encuentro (2002). Todo un vasto territorio donde desarrollar buena parte de su mejor literatura. El volumen El reino de Celama (2003) reúne la trilogía, y añade un pequeño apéndice titulado «Vista de Celama», aclaratorio y pormenorizado, que sitúa el lugar entre los ríos Sela y Urgo, cuenta, además, las vidas de muchos de los personajes más entrañables de la narrativa contemporánea. Se añade un mapa dibujado por uno de los personajes más representativos del lugar, el médico Cuende.
    Con El espíritu del páramo, Mateo Díez, describía esa genealogía de la tierra inventada. Mostraba, por primera vez, la necesidad de rescatar del olvido toda la memoria de un espacio rural que, poco a poco, se va extinguiendo. Recurría a la memoria de otros tiempos con la belleza y la grandeza de su podredumbre; en el espacio se incluía a toda una saga de personajes que pertenecen a la zona descrita. La ruina del cielo, la segunda entrega, es una historia que se desarrolla en los años 30 y, en realidad, es el inventario de todos los muertos enterrados en el cementerio de Celama, una tarea de la que se encarga, con minuciosa precisión, el médico Ismael Cuende. Ha resultado ser la obra más compleja porque incluye, además, de todo el obituario, una serie de ricos monólogos, poemas, fragmentos teatrales y una amplia bibliografía, en ese alarde de una cuidada disposición del médico por rescatar parte de la historia de la mítica comarca. Y El oscurecer (Un encuentro) que, a modo de cierre del espacio y la intención moralista del autor, termina por enfrentar dos mundos, el de un viejo pastor que quiere volver a Celama, desde la ciudad de provincias donde ha vivido los últimos años, y un joven que, precisamente, pretende huir del lugar y buscar nuevos espacios. Progreso y resistencia se funden para dejar constancia de una épica sólo posible en la memoria, literaria, pero posible con aires de leyenda.
    Editados los tres libros en un volumen, el conjunto, unitario y cerrado, ofrece la idea de ese gran proyecto por preservar parte de esa historia popular de un pasado que sólo puede entenderse como ese compromiso moral al que pertenece la intrahistoria de muchos de los pueblos y culturas de España. Se trata de esa ventana a la que uno se asoma, viendo tras ella lo más profundo del corazón humano, la suerte de tantas existencias que asumen silenciosamente su destino. El compromiso de la palabra, el gran acierto de Mateo Díez.









EL REINO DE CELAMA
Luis Mateo Díez
Barcelona, Plaza & Janés, 2003


No hay comentarios:

Publicar un comentario