Páginas vistas en total

viernes, 18 de diciembre de 2015

Josan Hatero



… me gusta
TU PARTE DEL TRATO



     Nuestra vida se justifica con una excesiva profusión de explicaciones y, en proporción semejante, con no menos silencios. También por algunas alusiones y otros tantos registros, computo en suma de toda una existencia para poder sobrevivir a lo cotidiano. Existen ciertas maneras de vivir que eluden los grandes protagonismos y cuyo refugio es el anonimato más absoluto e, incluso, son éstas actitudes que se sirven del amparo de la soledad o sufren el estigma de la incomunicación. Ocurre en muchas de las historias que se cuentan en nuestra literatura actual porque, entre otras cosas, esta es una actitud que pretende reescribir, una y otra vez, década tras década, una literatura que nunca deja de ser original.
    Josan Hatero (Barcelona, 1970) sabe eludir las explicaciones que exigiría una profunda reflexión sobre las cosas y en su libro, Tu parte del trato (2003), además de pasar de  lado por ciertos asuntos, preconiza esa epidemia que asolará a nuestra sociedad en los próximos años. Y así lo explica Hatero en uno de sus relatos más sorprendentes, «Aplicar tarifas habituales». Una joven solicita a un taxista que la lleve a la estación de autobuses y, una vez allí, esta le pide que tenga la amabilidad de esperar los cinco minutos que restan hasta que salgar el autobús y la despida en el andén. Nunca se había escrito, en la brevedad del argumento, tan sutil y llanamente sobre la soledad, y así como lo exige el trato sobre la naturaleza humana y sus circunstancias. No sorprende, pues, la nimiedad de las historias contadas por el joven narrador catalán y el desconcierto que provocan en el desarrollo de los argumentos tanto en sus protagonistas como en los lectores que viven sólo una pequeña parte de esa instantánea existencia y nunca los sucesos posteriores de unos relatos que se desarrollan de una manera incomprensible. Muchos de los argumentos de Hatero no responden a nada pero abren muchas preguntas que, de igual forma, no parecen tener respuesta. Esa es la habilidad del joven narrador, también es su mejor apuesta por los cuentos cuyas leyes bien conoce y domina. Su mirada única representa los desencuentros de una sociedad poco proclive a la esperanza y en eso radica su actualidad, actitud que le lleva a la sustancialidad misma de la literatura como ha venido ocurriendo en las últimas generaciones cuya excelencia permite una y otra vez su lectura.









TU PARTE DEL TRATO
Josan Hatero
Debate, Madrid, 2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada