Páginas vistas en total

martes, 31 de octubre de 2017

José Martín de Vayas



… me gusta


PANORAMA POÉTICO GRANADINO

       Juan Mata, autor del prólogo de la reciente compilación, Todo es poesía en Granada (2015), afirma que “Granada suele presentarse como una ciudad de poetas, además de cómo una ciudad poética”, un tópico rutinario o complaciente, para justificar una antología amplia, un panorama poético de 2000 a 2015; e insiste, con cierta razón, que históricamente sigue siendo una ciudad donde prospera la poesía, y la validez de sus poetas no deja lugar a duda alguna. Una milenaria realidad poética, construida con los versos nazaríes de Ibn Zamrak, Ibn al-Jatib, Al-Rakuniyya, los ecos de Soto de Rojas y Hurtado de Mendoza, las voces de García Lorca, Rosales, y de Elena Martín Vivaldi, aun resuenan por calles y plazas de la ciudad del Darro y del Genil, toda una realidad lírica viva que se extiende a lo largo del siglo XX y que, en el recién estrenado el XXI, convierte a Granada en la ciudad de los poetas. Hoy se suman los nombres de quienes siguen mostrando la curiosidad, la admiración, la emoción, los sentimientos que contienen unos versos, transmiten sus experiencias y estímulos, o transitan lugares donde la poesía aun se deja oír en una mágica como hermosa ciudad.
       La selección, que reúne a ciento cincuenta poetas, no se restringe a los límites geográficos, aunque son mayoría los autores nacidos en la capital o la provincia, casos de Rafael Guillén, Antonio Carvajal, Luis García Montero, Trinidad Gan o Teresa Gómez, pero en igual proporción han tenido su espacio escritores foráneos muy vinculados íntimamente con la ciudad como Julio Alfredo Egea, Miguel d'Ors, Ángeles Mora, Mónica Doña, José Lupiáñez, Dimitris Angelis o Javier Bozalongo, en una variedad textual y lírica sorprendente. En la antología aparece un amplio abanico generacional, desde los más veteranos por edad y obra, los mencionados Guillén, Egea y Carvajal, o los casos de Juan de Loxa, Jenaro Talens, Esperanza Clavera o Rosaura Álvarez, junto a escritores mucho más jóvenes y con un prometedor futuro, Paula Bozalongo, Álvaro Holgado, F. David Ruiz o Cecilio Morales. Diferencias generacionales que el antólogo justifica afirmando que «el poeta no es solo una cuestión de edad, es verdad que con mayor experiencia se consolidan las líneas de trabajo pero hay gente que con muchos años pueden seguir siendo innovador y otros que con menos años, tiene ya una lista que sigue con cierta fidelidad y su poesía es más ajena a los cambios». Javier Egea, el poeta de Paseo de los Tristes (1982) y La otra sentimentalidad (1983) es el único que no se ajusta el límite temporal del libro; su presencia, según Martín de Vayas, tiene un motivo, «Aunque no está entre nosotros, su poesía tiene cada vez un prestigio mayor y sigue estando vigente, con una asociación dedicada a su memoria que realiza importantes actividades (…). Él no ha estado estos años, pero su poesía no nos ha dejado en ningún momento».
       El paso del tiempo y las estaciones, lugares y rincones favoritos, imágenes de la ciudad y sus alrededores, la mujer, la suerte y la fortuna, los deseos y anhelos, el amor y la vida, temas que se repiten y se reescriben en este buen puñado de versos que impregnan calles y plazas de la ciudad de la Alhambra.







TODO ES POESÍA EN GRANADA
(Panorama poético, 2000-2015)
José Martín de Vayas, antólogo
Granada, Esdrújula, 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario