Páginas vistas en total

miércoles, 14 de febrero de 2018

Hoy invito a…




María Ángeles Pérez







amaneceres


 

Máscaras

Otro año más aterrizará el carnaval abarrotado de chirigotas, parodias y mucha, mucha diversión. Como fiesta pagana que es son días donde casi todo está permitido, de ahí nuestro afán por ir disfrazados, taparnos el rostro salvaguardando nuestro anonimato y hacernos el firme propósito cristiano de, una vez finalizado, no comer carne y llevar una vida licenciosa durante el tiempo de Cuaresma. A lo largo de nuestra vida, independientemente de que sea Carnaval o no, vamos cambiando de disfraces casi a diario tanto que, a veces, nos podemos convertir en perfectos desconocidos incluso para nosotros mismos. Por cierto, hace tiempo que no participo en esta fiesta. Este año lo haré para recordar viejos tiempos y, en lugar del disfraz típico y macabro de la muerte que está ya muy visto, he decidido ponerme el de la vida. Ninguno me vais a reconocer. Estoy convencida. Eso es justo lo que pretendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario