Páginas vistas en total

lunes, 5 de febrero de 2018

José Cenizo Jiménez



me gusta…  

                  

LA POÉTICA PLURAL DE FRANCISCO PERALTO
                             
       Abordar teoría y creación en un extenso ensayo sobre un poeta contemporáneo es una tarea encomiable, y más aún si el estudioso es capaz de otorgar a la vanguardia poética su característica más significativa. El profesor José Cenizo Jiménez (Paradas, Sevilla, 1961) ejemplifica, desde un ensayo perfecto, este tipo de análisis calificativo y se enfrenta en Aproximación a la poética plural de Francisco Peralto (2002), a una síntesis de estudio que, como señala el autor del prólogo, ofrece no sólo una visión universitaria sobre la labor poética del malagueño, sino que es capaz de señalar esas otras posibilidades que ofrece el lenguaje, es decir, la funcionalidad misma de la poesía como expresión, como comunicación, como indagación, en suma, poesía de conocimiento capaz de reflejar la espiritualidad del ser humano.
        Cenizo emprende el estudio de la obra de Francisco Peralto (Málaga, 1942) tras situar al autor en su contexto histórico para abordar, seguidamente, las bases de su poética y desentrañar las dimensiones de la obra plural del malagueño. Variedad de temas, registros lingüísticos variados, una exteriorización poética tan discursiva como visual, son algunas de las claves esenciales que irá desentrañando en su estudio teórico el profesor sevillano. Cobra así el libro una dimensión distinta porque desde el ámbito de la teoría literaria llega a consideraciones históricas, temáticas, artísticas, como el propio autor señala, en su afán por tratar de explicar e interpretar los diferentes ángulos de la variedad en la obra de Francisco Peralto, un artista multidisciplinar, artesano de la edición, hombre nunca encerrado por los límites que se le imponen a la creación.
        Tras una breve «Introducción» metodológica José Cenizo inicia su análisis situando a Peralto en su contexto literario, comenzando el recorrido teórico por el perfil autobiográfico proyectado en su obra poética misma, sobre todo en obras como Selva de seducciones (1990) o Ley de fugas (1994). Calificado por el teórico de artista plural, versátil, ecléctico, variadísimo de impulsos y realidades expresivas, anota la producción poética en lo que Ruiz Noguera calificaba de ciclos: un primero integrado por Ritual (1968-1977), poesía social y existencial, y un segundo que lleva por título Ex verbis (1982-1990), con una forma de expresión más elaborada. Un tercer apartado centra su estudio en las «Bases de su poética», proporcionando esa visión peraltiana de la escritura en verso, el análisis crítico de los estudiosos de su obra y la línea metapoética que ofrecen sus poemas, provocando esa teoría que se trasluce a través de su propia creación o poética implícita en su obra. Una segunda parte, de este mismo apartado, nos ofrece las «Lecturas e influencias»: Peralto siente predilección por los poetas humanistas, los que han dedicado su esfuerzo a ofrecer el sufrimiento y el dolor del hombre; no es de extrañar que sus primeras lecturas se encaminen a la obra de Kavafis, aunque los versos iniciales del poeta malagueño guardan aires de Juan Ramón Jiménez, el maestro, y de Miguel Hernández, epígono y discípulo; incluso sigue la huella y la perspectiva barroca de Góngora y  sus seguidores más cercanos: Guillén, Aleixandre, Cernuda y Alberti, tampoco escapan al interés del joven poeta de Málaga. Y una tercera parte en este amplio apartado, «Tradición y experimentación», calificado, por Cenizo, de creador inquieto, con una obra lírica de inconfundible rasgo vanguardista y, sobre todo, con una acertada mirada del campo poético visual, tan excelentemente representado en su producción última, la de los noventa y el nuevo siglo. Su lengua literaria, sus principales recursos retóricos son, igualmente, objeto de análisis en un interesante apartado que muestra tanto el carácter críptico, emblemático, difícil, hermético, como el coloquial, directo, con quiebros orales, en suma, que contrastan con poemas de indudable elaboración. Busca Peralto en su expresión, como señala Cenizo, un lenguaje total.
        Una extensa bibliografía del autor y sobre el poeta cierra este pormenorizado análisis que, en una síntesis final, califica a la obra peraltiana como «poesía de conocimiento y de comunicación, introspección, existencia y medio estético de denuncia (...), cuidadoso en las formas y la expresión y su verso se reparte entre ese concepto clásico de tradición y novedad que promueve, siempre, una poética rupturista, abierta a la imaginación, la libertad y el compromiso». Así, y nada más que así, hay que entender la poesía y la trayectoria de Francisco Peralto, cuya imagen humana, por añadidura, ofrece nobleza de sentimientos.     

APROXIMACIÓN A LA POÉTICA
PLURAL DE FRANCISCO PERALTO
José Cenizo Jiménez
Málaga, Corona del Sur, 2002; 132 págs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario