Páginas vistas en total

viernes, 2 de octubre de 2015

Jordi Llobregat



… me gusta
EL SECRETO DE VESALIO



     Los libros, en general, siempre guardan algún que otro secreto, nos invitan a una historia que gira alrededor de unos personajes, con una ambientación que los envuelve, o un final que, de ser acertado, redondea de alguna manera el propósito del escritor. No siempre se consigue el efecto deseado, pero en ocasiones sí  supera con creces las expectativas del curioso lector. Lo que sostenemos entre las manos, se convierte así en un relato ágil, con una trama que cautiva desde el comienzo, donde la intriga y una trepidante acción nos llevan a reconciliarnos definitivamente con la literatura, en realidad, la buena literatura. Tales calificaciones podemos aplicarlas, sin equivocarnos, a El secreto de Vesalio (2015), de Jordi Llobregat, una primera, y más que acertada, entrega narrativa.
     La acción transcurre en Barcelona, en mayo de 1888, cuando quedan pocos días para la Exposición Universal, y unos extraños sucesos amenazan con estropear la inauguración; a saber, la aparición de varios cuerpos mutilados de muchachas, cuyas heridas recuerdan a una antigua maldición de la ciudad largo tiempo olvidada. Esta serie de muertes se convierten en el eje central de la trama alrededor de la que girará la investigación de sus tres principales protagonistas: Daniel Amat, un joven profesor en Oxford, recibe la noticia de la muerte de su padre, y se ve obligado a regresar a Barcelona después de siete años de ausencia, pero se trata de una vuelta que recuerda un trágico episodio del pasado nunca dejado atrás, y que por una suerte de destino adverso le obliga al joven a enfrentarse a unos lejanos fantasmas; sin embargo, cuando vuelve a la Ciudad Condal descubre que su padre, reputado profesor, investigador y médico, ha muerto en extrañas circunstancias tras seguir la pista de algunos de los asesinatos de las jóvenes; el segundo implicado en la trama, Bernat Fleixa, es un reportero del Correo de Barcelona, un buscavidas y calavera sin escrúpulos, endeudado y con un único objetivo, conseguir la noticia de su vida que salve su empleo y le saque del pozo en el que se haya sumergido; y, a medida que avanza la investigación, se incorpora un curioso personaje más, Pau Gilbert, un brillante y misterioso estudiante de medicina, que colaboró con el padre de Daniel y que considera que sus habilidades en la materia se traducen en un don para servir a los demás, una destreza que le acarreará más de un problema a lo largo de la historia. 
     El inicio de la investigación girará en torno a un misterioso documento perdido supuestamente escrito por el eminente Vesalio y que, según las pesquisas, podría ser la clave para descubrir la verdad que se esconde detrás de la muerte de su padre. Daniel no está solo en esta singular aventura, de trama compleja y perfectamente ambientada y documentada; otros personajes acompañarán a los verdaderos protagonistas, y darán cuerpo a una multiplicidad de secretos, desvelando los rincones oscuros que tiene como escenario la ciudad de Barcelona en la que, según la época descrita, los ánimos estaban encendidos, y los conflictos entre clases sociales iba en aumento, así que los misteriosos asesinatos podrían desembocar, según las autoridades, en una explosión social y, por consiguiente, en la ruina de la maquinaria especulativa de la Exposición para la emergente burguesía implicada en tan magna empresa.
       Jordi Llobregat (Valencia, 1971) consigue seducir con una trama que, sin lugar a dudas, podría calificarse de thriller políciaco, salvo que, El secreto de Vesalio, no está protagonizado por detectives al uso, y en realidad convierte a esta novela en un auténtico documento histórico, con una sucesión de acontecimientos que convierten la Historia en auténtica Literatura, y las simples apariencias en engaños, porque, entre otros aciertos, sobresale la perspectiva de algunos de sus personajes que solo buscan la propia redención a una existencia para nada edificante; y este curioso y pequeño estudio psicológico se mezcla con una trama sólida, sin fisuras marcada por innumerables misterios del pasado y la veracidad del presente que el lector debe ir resolviendo a medida que avanza en su lectura, sin lugar a dudas tan ágil y amena que convertirá este esfuerzo de 540 páginas en algo sumamente gratificante.










EL SECRETO DE VESALIO
Jordi Llobregat
Barcelona, Destino, 2015; 540 págs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada