Páginas vistas en total

lunes, 12 de enero de 2015

TRAVESÍAS



HELSINKI

   Durante el 2012 la ciudad de Helsinki se convertirá en la Capital Mundial del Diseño, con el lema «Helsinki abierta. El diseño incorporado a la vida». En el verano de 1995 proyecté unas vacaciones familiares en Finlandia, visitamos la capital y disfrutamos, en una cabaña, de uno de los numerosos lagos que salpican la geografía finlandesa. A finales de 2011, inesperadamente me reencuentro con el país de los hermosos atardeceres, el ritual de la sauna y frondosos bosques. Me explico: años después de aquella visita ambienté, en sus paisajes, costumbres y cultura, mi novela juvenil, Conexión Helsinki (2009). Su redacción me obligó a curiosear en algunas singularidades, conocí y estudié cultura sami. Un reportaje reciente de TV2 me devolvió sensaciones vividas. Y en uno de los suplementos de fin de semana de un periódico, leo acerca de Helsinki, catalogada como la mejor ciudad del mundo, calificativo adjudicado por la revista Monocle, que la declara urbe de ritmo pausado, diseño exquisito, cocina de vanguardia, y en cuyas calles, pese al frío de sus inviernos, abundan los músicos callejeros, o se descubre el entorno doméstico del maestro del diseño, el arquitecto Alvar Aalto, muestra inequívoca de esa identidad nacional, responsable de esa alta calidad de vida que disfrutan los finlandeses.
   Aun no sé muy bien si es nostalgia del buen sistema educativo, de su red de bibliotecas o su envidiable porcentaje lector, de su red de transporte público o de su amabilidad,  lo que me lleva al deseo de trazar nuevas aventuras por esas tierras, o a profundizar en la cultura sami, digna de ser conocida, aunque también soy consciente de que, segundas partes nunca fueron buenas.


              Sábado, 18 de febrero, 2012; pág., 8.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada