Páginas vistas en total

lunes, 1 de mayo de 2017

Luis Mateo Díez



…me gusta

  
LA VOLUNTAD
       La obra de Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942) es lo suficientemente conocida en el panorama narrativo español de los últimos treinta años que sobraría explicación alguna sobre ella en un espacio tan reducido como una reseña periodística y, aunque siempre es noticia por cada uno de sus libros, lo que sorprende de su última entrega es el giro que ha querido darle el autor a un texto como La piedra en el corazón (2006), un relato de ficción que podríamos calificar entre una narración, una reflexión, un monólogo interior, un recuento de recuerdos, o incluso un cuaderno o dietario de dos padres separados, Liceo y Áurea, que escriben sobre su hija Nima, aquejada de un terrible enfermedad cuya naturaleza desconoce el lector, aunque el hecho no importa demasiado en el relato.
       Las voces de los padres de Nima tejen, de una parte, una auténtica historia de amor y, de otra, se asoman las de aquellas personas que vivieron, en la mañana del 11M, la barbarie terrorista, y en ambos casos esta honda reflexión, articulada por Mateo Díez en diez capítulos, aparece como los fragmentos de una vida o de unas vidas, enumerados en varios registros que se convierten en una conversación, en unos diálogos, alguna carta, incluso reflexiones a mitad de camino entre un diario personal o anotaciones sueltas, fórmulas en suma que confirman esa doble tragedia que nos quiere contar el autor: la personal y la colectiva, ambas desde perspectivas que reclaman un espacio propio, que resumen la frágil consistencia humana, tantas veces inexplicablemente quebrantable. Y esa doble perspectiva es lo que hace grande esta obra que, de otra manera, formaría parte de las sagas literarias del autor leonés. Es decir, este es un relato más intimista porque a medida que avanzamos en el libro asistimos al dolor de unos padres que reflexionan acerca de una hija y exploran a través de ese sufrimiento el corazón humano como espejo de una familia ya rota; y al mismo tiempo, en la mañana del 11M, ocurre la tragedia vivida en Atocha y en otras estaciones limítrofes en el radio metropolitano de Madrid para que el personaje, Nima, de una vez por todas, sienta que su propia enfermedad o su propio dolor, no han sido sino la constatación de un egoísmo que ahora verá reflejado en el dolor de una colectividad.
       Y así el suceso más trágico que ha vivido la sociedad en la que la protagonista vive, le servirá al escritor para ofrecer en su relato esa visión de un destino que no repara en ningún inocente, bien sean los padres protagonistas de su novela, culpables por no haber superado su propia tragedia, o esa gente anónima que aquella mañana fatídica vio truncada una historia personal y, solo entonces, es cuando la protagonista decide llamar a su médico habitual con la secreta esperanza de fortalecer una auténtica voluntad de superación. Porque la otra, la de los viajeros anónimos, que el destino ha arrojado a la muerte, ya no es posible  reparar.







LA PIEDRA EN EL CORAZÓN
Luis Mateo Díez
Barcelona, Galaxia Gutenberg/Círculo
de Lectores, 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario