Páginas vistas en total

miércoles, 17 de diciembre de 2014

TRAVESÍAS




INFANCIA
      Los autores de álbumes o cuentos infantiles tienen una sorprendente  capacidad para contar, con una mínima expresión, la tierna realidad inmediata, ese mundo cercano a una niñez que nunca deja de sorprenderse/de sorprendernos por cuanto ocurre a su alrededor. Los ilustradores añaden la magia que complementa la brevedad de los textos, el hechizo de unas palabras que se funden con esa inocente visión, un encantamiento como nadie puede imaginar. Consciente de la buena perspectiva de autores e ilustradores de literatura infantil en España, recientemente ha caído en mis manos un libro de semejantes características. Nahir Gutiérrez recibía el premio Apel-les Mestres por ¿Dónde está güelita Queta? (Destino, 2010). En este caso, la narradora aborda la ausencia y, más que una ausencia prolongada, el significado de la muerte, como realmente deberíamos contársela a los niños. Los dibujos son de Álex Omist, predominan dos colores fuertes, un acierto que refuerza magistralmente el mensaje del libro.
      La realidad triste de un ser querido, su ausencia, la pregunta, ¿dónde está...?, que un niño repite, una y otra vez, ofrece un hermoso mensaje de lectura. En este libro asoman gestos, se recuerdan esos hechos que conforman las historias mínimas del pasado reservadas en nuestra memoria, que los peques viven de forma distinta. Un niño es capaz de comprender como el cielo está muy lejos, y que ni siquiera viajando en avión pueden encontrarla allí, recuerda sus regalos, y echa de menos su rutina cotidiana, porque nadie enrollaba los calcetines, o contaba las historias como ella. Por eso, mamá insiste, güelita sí está.   

 

              Sábado, 30 de abril, 2011; pág., 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario