Páginas vistas en total

jueves, 25 de diciembre de 2014

TRAVESÍAS



LA LEYENDA DEL TITANIC

La White Star Line construyó el “barco de los sueños” en apenas dos años, entre el 31 de marzo de 1909, que se instala la quilla 401 en el astillero Harland & Wolf, y el 31 de mayo de 1911, cuando trasladan el Titanic al puerto de Southampton. Un año después estaba listo, en mayo se conocía la lista de los tripulantes. El Titanic zarpó de Southampton el miércoles 10 de abril sobre el medio día, llegó a Cherburgo, su primer destino, a las 18:30, y a la mañana siguiente recogió pasajeros en Queenstown, emigrantes irlandeses rumbo a Nueva York. La historia cuenta que prosiguió su viaje sin problemas, aunque la mañana del 14 de abril, buques en la zona informaban del avistamiento de icebergs. La colisión con uno de ellos, tuvo lugar a las 23:40 horas, a las 00:05 liberaron los botes salvavidas para la evacuación, a las 1:15 el agua inundaba la proa y la tripulación fue consciente del desastre, a las 2:18 las luces del Titanic parpadearon por última vez, y el coloso se partía en dos, entre la tercera y cuarta chimenea. Se hundió a 2:40 horas.
La leyenda creció a lo largo del siglo XX, cien años después, Hugh Brewster nos cuenta en Titanic. El final de unas vidas doradas (2012) la descripción de su interior, evoca la existencia de hombres y mujeres que compusieron el espléndido retrato de una época, de un tiempo que pareció marcar un fin con su tragedia. Identificamos a los Astor, Guggenheim, Straus, Morgan, la activista Brown, o el matrimonio español, Víctor y Josefa, Peñasco, en sus páginas, asistimos a las intensas horas vividas previo al naufragio, y lo hacemos como un relato novelesco, con curiosos protagonistas, sabiendo en todo momento que fue eso lo que ocurrió con todo detalle en aquella fría y clara noche de abril de 1912.


Sábado, 14 de abril, 2012; pág., 8
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada