Páginas vistas en total

sábado, 29 de febrero de 2020

Cuaderno en blanco


Febrero

       Volvemos a la rutina, y a ese mes que llamamos, “febrerillo loco” quizá porque nos podemos encontrar un día de sol, otro gris, unos aires africanos, o el viento norte que nos devuelve la idea de que seguimos estanco en invierno.
       Dos entrevistas que entrego para que se publiquen en  Cuadernos: Liliana Blum, mexicana, y la madrileña, Carolina Molina. Las lecturas que ocupan mi tiempo: Nuestra piel muerta, de Natalia García Friere, ecuatoriana, Nuestra parte de noche, de Mariana Enriquez, argentina, Atocha 55, de Joaquín Pérez Azaústre, cordobés.
       La entrega a Turia ya está realizada, ha sido una excelente experiencia entrar en el mundo oscuro de Enriquez, y el dolor constante por esa herida que no cicatriza que es Atocha 55; bien por Pérez Azaústre que nos sigue recordando la fragilidad de nuestra democracia cuarenta años después.
       El Premio de Novela Café Gijón de 2019 me está resultando de una agradable sorpresa y lectura. José Morella ya había publicado un par de novelas antes, Asuntos propios (2008) y Como caminos en la niebla (2016). Será una próxima entrega para Los diablos azules, suplemento de los viernes de InfoLibre, un espacio de libertad periodística y cultural.
      


No hay comentarios:

Publicar un comentario