Páginas vistas en total

martes, 12 de marzo de 2019

Nerea Riesco


…me gusta                            

TARDES DE CAFÉ            



       Nerea Riesco (Bilbao, 1974) acostumbra a arriesgarse con sus entregas literarias, y consciente del valor de la palabra, mientras cursaba sus estudios de periodismo, contactó con algunos jóvenes interesados en el mundo literario con la pretensión de editar un primer libro de relatos, Ladrona de almas (2002). En 2004 consiguió el IX Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla por El país de las mariposas, entrega a la que han seguido Ars Mágica (2007) y El elefante de marfil (2010), amor, aventura e intriga, en la Sevilla de fines del siglo XVIII. El conjunto de relatos Todas son iguales (2013) se convierte en una curiosa colección de historias que giran en torno a la variedad de pensamientos y formas de enfrentarse a la vida las mujeres dependiendo del lugar o época en la que nacen, incluso de los acontecimientos que vivan. La influencia de estas mujeres en la vida de las personas que las rodean dibuja y consigue un retrato impresionista de la vida. Relato a relato asistimos a ese código de sensualidad, drama, emociones diversas y la pasión que rodea a las protagonistas del libro. La obra no deja indiferente a nadie y conduce al lector por los caminos del erotismo, la mordacidad, la ternura, el dolor, o la más extrema melancolía. La historia, aventura, ciencia de Tempus, (2014) se convierte en un thriller, y Las puertas del paraíso (2015) narra la fascinante historia de un hombre y una mujer que se amaron por encima de credos y fronteras en una época marcada por la intolerancia y el afán de conquista. Con su última entrega, Los lunes en el Ritz (2018), nos sumerge en una historia de amor, y de amistad, un prolongado sacrificio humano, donde engaño y venganza, son telón de fondo en el hotel Ritz de Madrid, testigo de la historia más reciente.
       Todo lo que sé sobre los dragones y otras historias de mujeres (2018), recoge treinta y tres relatos que se agrupan en significativos apartados con títulos tan sugerentes como, “Sexo”, “Amor”, “Maternidad”, “Dolor”, “Aspiraciones” y “Madurez”, cuentos de una variada extensión y temática. Las protagonistas de estos relatos son siempre mujeres, aunque el mundo de la infancia y de la fantasía resulta no menos curioso en alguno de ellos, como el primero y título de la colección, “Todo lo que sé sobre los dragones”, el descubrimiento amoroso del joven protagonista que tanto admira a Amanda e inventa sobre dragones en un sentido erótico, o los que siguen, “Perder la virginidad” y “La mujer en blanco y negro, que cuantifican esa otra manera de entender el sexo y cuya iniciativa siempre procede de la mujer, o esa otra visión homosexual en “Tu recuerdo envenena el pentagrama” con ese sutil concepto tan literario. En el resto se nos ofrece una realidad no tan sólida y estable como parece, caso de “Ni colorín, ni colorado” aunque, de alguna manera, las mujeres son tratadas como heroínas de una posrevolución feminista, orgullosas de tener que valorarse y sobre todo de estimar su condición de mujer para, una vez, instaladas en su papel, caso de la maternidad, en el cuento, “Volver a empezar”, no defraudar a nadie: ni a sus más cercanos o a su entorno vital, a maridos y amantes, o hijas e hijos, padres y hermanos o incluso al resto de la sociedad. El dolor asoma, también, y algunas de estas protagonistas están aisladas, “El último latido”, “La vida tras las cortinas” y “Calaveritas de dulce”, se sienten orgullosas y pretenden sobrevivir porque son capaces de crear su propio mundo, eso que Virginia Woolf calificaba como “don de lo femenino”.
       Nerea Riesco consigue un estilo de lo más funcional, de una exclusiva fuerza expresiva, dotado de una sintaxis sencilla, un lenguaje despojado que elimina todo lo artificial, toda complicación necesaria porque se trata de contar y de transmitir directamente las sensaciones y las emociones, incluso las aspiraciones que podemos leer en “Tardes de café vienés”, y/o la presencia de lo extraordinario porque muchos de estos cuentos se traducen en la visión subjetiva de las relaciones amorosas o esa ambigüedad irresoluble de la conducta humana que tanto menosprecia el concepto de feminismo y su papel en la sociedad, así que estos cuentos parten de situaciones singulares donde la mujeres viven extrañas relaciones, aunque se subrayan con una absoluta sensatez, “La historia real del gran mago Arturo y la emakume que le rompió el corazón”, un extenso y dilatado relato en el tiempo y la bendita locura de la madurez.
   




TODO LO QUE SÉ SOBRE LOS DRAGONES
Nerea Riesco
Torrelavega, Cáprica Ediciones, 2018



No hay comentarios:

Publicar un comentario